Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog

Pablo Herrero y José Luis Armenteros

 

Llevo tu luz y tu aroma en mi piel
y el cuatro en el corazón
llevo en mi sangre la espuma del mar
y tu Horizonte en mis ojos.

No envidio el vuelo ni el nido al turpial
soy como el viento en la mies
siento el caribe como una mujer
soy así que voy a hacer.

Soy desierto, selva, nieve y volcán
y al andar dejo mi estela
el rumor del llano en una canción
que me desvela.

La mujer que quiero tiene que ser
corazón, fuego y espuela
con la piel tostada como una flor
de Venezuela.

 Con tu paisaje y mis sueños me iré
por esos mundos de Dios
y tus recuerdos al atardecer
me harán más corto el camino.

Entre tus playas quedó mi niñez
tendida al viento y al sol
y esa nostalgia que sube a mi voz
sin querer se hizo canción

De los montes quiero la inmensidad
y del río la acuarela
y de ti los hijos que sembrarán
nuevas estrellas.

Y si un día tengo que naufragar
y un tifón rompe mis velas
enterrad mi cuerpo cerca del mar
en Venezuela.

 

PABLO HERRERO Y JOSÉ LUIS ARMENTEROS (VENEZUELA CHÉVERE http://www.venezuelachevere.com/viewtopic.php?f=39&p=886)

 

Cabe datar los comienzos del grupo en el momento en que José Luis Armenteros, guitarrista de “Los Morgans”, y Pablo Herrero, que era organista de “Los Tigres”, se encontraron durante una actuación en el Parque Móvil, donde comenzó su amistad. Ambos vuelven a coincidir en el programa de radio “Rueda la Bola” donde se reunen con Juan, Ignacio y Ricardo, tambien de “Los Tigres”.
Comenzaron llamándose Dick y los Relámpagos, y desde sus primeras actuaciones y discos mostraron una excelente habilidad instrumental, con potentes guitarras y órgano eléctrico, con claras influencias de Shadows, Ventures y, sobre todo, de Johnny y los Hurricanes.

Además, al ser instrumental, su música fue accesible en otros mercados, llegando a escucharse en Portugal y Alemania, donde “Los Vikingos” fue un pequeño éxito, Francia y, por supuesto, Sudamérica.
Durante el resto de los 60 continuaron produciendo música en su estilo único, combinando elementos del folklore hispano y temas clásicos con rock instrumental: canciones como “Dos cruces”, “Danza del Fuego”, “Alborada Gallega”, “La Santa Espina”, “El torneo” o “El arlequin” son excelentes ejemplos de su estilo. En 1969, comienzan un ambicioso proyecto denominado “Páginas Musicales de la Historia de España”, donde se embarcaron en un viaje musical de la edad media y antigua de España. Canciones como “Anibal”, “Covadonga” o “Abderramán” beben en las fuentes de la historia y la música a parte iguales.

Compartir esta página

Repost 0