Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

                          1

En el más alto trono te venero

por tu gran condición madre querida

agradezco de tu seno el don de vida

que me has dado con cariño verdadero.

 

Cuántas de tus noches fastidié con tal quebranto

a flor de hambre por tus senos el llanto

y ya marchitos fueron surtidores plenos

que la leche me dieron mezcladas con tus cantos.

 

Mi madre huele a rosas aunque se marchite

el pergamino afable de su rostro sempiterno

donde el tiempo ha grabado con remedo fraterno

el inigualable signo de la bondad sin límites.

 

 

                                        2

 

Ya las madres no crían como antes

ahora la moderna economía

impone un concierto de marcas

que encarecen la ternura maternal

al tiempo que la honra del bebé crece

entre sedas de Pampers y dulzura Gerber.

Cerelac, Chicco, avent

¿ya lo ven?

Nestlé, S-26, Tachipirín,

Alixon, mammi, Pocholín.

Suavizante Mimosín,

toallitas refrescantes,

perfumadores para la caquita del nene...

 

En mi tiempo de neonato:

pañalitos de tela hervidos en lejía,

mercurio cromo para el marutito,

guácara ahumada para la hernia umbilical,

ácido bórico para el salpullido,

leche materna de inigualable calidad,

dulce, amorosa, reconfortante,

fortificadora y milagrosa.

 

Sea cual fuese la diferencia,

mejor siempre es el tiempo en el que toca nacer.

La madre de ahora no siente pena de dar la teta en el bus

porque si la miran de reojo morbosamente

pregunta tranquilamente: ¿Y qué ves tú?

 

                     3

 

La madre llora por la ausencia del hijo en la guerra

mientras siente que ha dado a la patria un soldado necesario.

 

Resuena el clarín de su consciencia resignada

ya sus lágrimas forman un riachuelo de consuelo

discurriendo entre la erosionada piel del tiempo en sus mejillas.

 

Habrá madre que no desee tener un hijo héroe,

retoño patriota de valor supremo ante la injerencia del opresor,

vástago espigado contra el embate de insolente intromisión,

destino de la patria en manos de soldado humilde, hijo de lavandera y pescador.

 

Cuando suenen los primeros metrallazos,

será el domingo luctuoso de la  madre silente,

quien en su corazón guarda orgullosa

la conformidad

de haber dado a la vida un soldado patriota y guerrillero.

 

 

                                        4

 

Cobijada la casa con tu calidez sencilla,

todo adquiere tu olor, tu mansedumbre y temple de matrona;

las flores del jarrón hoy se tornan más seductoras,

mientras el patio huele a lluvia fresca y los limoneros exhiben

abundantes azahares.

 

¡Qué tiene este domingo que los otros envidian!

el canto de los gallos, la misa matinal,

el beso de los hijos con felicitaciones

y a cambio les devuelves tu mansa bendición.

 

¡Qué tiene este domingo, único día del año!

que suelen consagrarte madre santa y querida.

¿Es que acaso no son tuyos los días,

las horas, los minutos?

 

El tiempo madre linda, en toda su extensión,

te pertenece entero para que puedan darte

sin reparo el cariño

que vale más que todas las cosas materiales

conque exaltan tu amor.

 

 

Tag(s) : #POESÍA

Compartir este post

Repost 0