Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

  oriente-venezolano.jpg vistaconcatedral-1-.jpg

Portada de la revista Oriente Venezolano         Vista panorámica de Cumaná desde el castillo San Antonio de la Eminencia

 

En Caracas se gestaba lo que se consideraba el prImer acto de rebelión de los Blancos Peninsulares y la sublevación de un pueblo cansado de las humillaciones de la oligarquía española. Conocida la noticia, la Provincia de Cumaná no se quedó atrás y se unió a este primer paso de ese Jueves Santo del 19 de abril de 1810, que condujo ineludiblemente a la Independencia de Venezuela.

 

El disgusto de los venezolanos llegó después de la victoria de Napoleón Bonaparte en Francia, quien designa a su hermano para gobernar todas las provincias de la América, los venezolanos tenían suficiente con España como para permitir que los franceses invadieran sus tierras. Es entonces, cuando cansados de los atropellos de España, comienzan los movimientos independentistas que nos llevaron al 19 de abril de 1810, acción que fue producto del desaliento de los venezolanos ante las injusticias de España, el pueblo sacó a Emparan y éste le entregó el poder al Cabildo.

 

La noticia se dio a conocer por los cumaneces Francisco de Paula Moreno, capitán de una de las compañías veteranas sueltas de Oriente, José Antonio Illas, colaborador de milicias y Francisco González Moreno, comerciante, quienes fueron delegados para llevar la noticia a su ciudad así como la invitación de apoyo y uión al nuevo gobierno constituido en aquella ciudad capital, luego de haber sido testigos presenciales de los acontecimientos de abril en Caracas.

 

Sin embargo, dentro de esas ganas de ser libres, de ese espíritu de independencia que nacía en la capital, esta misión no era nada fácil, pues Cumaná para la época era considerada en igualdad de condiciones que Caracas y exigía su autonomía como provincia, haciendo valer sus derechos para desempeñarse dentro de su propia municipalidad.

 

No obstante, a pesar de este ímpetu por salvaguardar las condiciones como ciudad independiente de la Capitanía General de Venezuela, Cumaná se une a este proceso emancipador y se muestra firme al pronunciarse a favor de este grito de libertad, logrando la destitución del entonces Gobernadorde la provincia, Eusebio Escudero para posteriormente conformar la Junta Suprema de Gobierno presidida por Francisco Javier Mayz, Francisco Illas, como vicepresidente, además de José Ramírez Guerra, Jerónimo Martínez, Francisco Sánchez, José Jesús de Alcalá, Mariano Millán, Domingo Mayz y José Santos, quienes fueron designados vocales.

 

También participaron Andrés Antonio Callejón, representante del clero; Mariano de la Cova, de la nobleza; Pedro Mejía de los Pardos y Morenos; Juan José Flores de los militares; Juan Bermúdez de Castro de los agricultores y Juan Manuel Tejada de los comerciantes. Estuvo como asesor el abogado Juan Martínez; Secretario, Diego Vallenilla; Intendente de Hacienda, José Miguel de Alcalá y el Generalísimo Mariscal de la Provincia de Andalucía (antiguo nombre de Cumaná), Juan Manuel Cajigal; estuvo presente igualmente Vicente de Sucre ( padre Antonio José de Sucre).

 

Todo esto ocurrió un 27 de abril de 1810, donde también declararon la independencia de Cumaná, bajo esta Junta Protectora de Fernando VII (así la llamaron), como un acto de rebeldía ante las barbaridades de los Españoles. (2)

 

Por su parte José Francisco Bermúdez denunciaba públicamente las injusticias de España, mientras tanto Antonio José de Sucre, quien tenía apenas quince años para ese entonces estaba en Caracas y se invistió (3)  como militar. Santiago Mariño tanbién participó activamente en Cumaná, igualmente Francisco Mejía, el caudillo cumanés Valentín García (4) y el Mártir de la Revolución, Pedro Botino quienes hicieron lo propio para apoyar lo que se consideraría el inicio que marcaría la libertad de todos los venezolanos y de la misma América.

 

Este gobierno regional expone a Caracas los motivos de una acción separatista, apegándose fielmente a sus derechos que le correspondían como provincia autónoma y libre, en razón que aceptaba una confederación de provincias y no un régimen centralizado en la capital, a lo que recurren entonces al envío de un comunicado que suscribe: "Debemos, pues, manifestar a Vuestra Alteza que esta Junta y toda la Provincia a quien representa queda penetrada de la generosidad y justicia de sus sentimientos, y muy dispuesta por su parte  a dar repetidos testimonios de que a la equidad y moderación que elige a Vuestra Alteza como su distintivo, corresponderá Cumaná con el del respeto y unánimes votos de conservar el orden  y obediencia a la Soberanía de Venezuela. El doctor Mariano de la Cova presentará a Vuestra Alteza este testimonio de rspeto en calidad de Diputado de esta Junta gubernativ. Dios guarde a Vuestra Alteza muchos años. Cumaná, 14 de mayo de 1810.

 

Cumaná fue el núcleo político y militar  estratégico para consolidar la emancipación no sólo en las provincias orientales, sino también en territorios vecinos como Guayana, donde misioneros franciscanos y españoles pretendieron mantenerse subordinados al gobierno de la península ibérica. (...)

 

COMENTARIOS:

 

(1) El contenido de este artículo no es de mi autoría,  ha sido tomado de la revista Oriente Venezolano: Pasión y Gloria Bicentenaria. Publicación institucional en el marco de la celebración del Bicentenario de la Declaración de Independencia de Venezuela el 19 de abril de 1810. PDVSA. Puerto La Cruz, abril de 2010.  P.p. 22 y 24. Distribución Gratuita. Los comentarios son responsabilidad de Julián Rivero.

 

(2) Considero erróneo la asunción de que la Junta Protectora de Fernando VII fue llamada así por rebeldía a los españoles. Sería absurdo jurar fidelidad al opresor, más bien creo que la coyuntura política de la invasión napoleónica a la península ibérica generó la oportunidad para proponer la separación, mientras un bando se pronunciaba a favor del rey el otro, entre los que estaban Bolívar, propusieron la idea de una separación definitiva.

 

(3) Se usa el término embistió cuando en realidad debe ser invistió.

 

(4) Habrá que determinar hasta qué punto Valentín García (El Valiente) ejerció el caudillismo en Cumaná. Resulta extraño que si se le acuña el apelativo de caudillo cumanés no se conserven posesiones de este personaje, si tomamos en cuenta que el caudillismo tuvo su principal manifestación en el ejercicio de la jefatura militar asociada a la tenencia de la tierra.

 

 

 

 

Tag(s) : #HISTORIA

Compartir este post

Repost 0