Sindicación

  • Flujo RSS de los artículos

Presentación

Categorías

OPINA AQUÍ

Recomendar


Friday 23 april 2010 5 23 /04 /Abr /2010 05:03
- Escribir un comentario

 

En toda Venezuela se ha generalizado la realización de los velorios en honor a la Santísima Cruz de Mayo. Aunque las religiones cristianas distintas a la católica desprecian este evento sociocultural, por considerar que es un exabrupto adorar el símbolo donde Jesús recibio el tormento más horrendo que ser alguno haya sufrido en toda la historia de la humanidad.

 

Sin embargo, es bueno destacar que esta festividad es una especie de sincretismo entre elementos de la cultura aborigen y los patrones culturales heredados de la imposición europea durante la colonia. Básicamente se trata de una celebración para dar la bienvenida al mes de mayo, y del mismo modo expresar la gratitud de los campesinos por las primeras cosechas del año. Consiste en una especie de mezcla entre religión y diversión, en la cual se mezclan lo pagano con lo sacrosanto, resultando una larga noche de cantos, bebidas autóctonas, gastronomía vernácula y mucho compartir.

 

Algunos escritores, como Luis Felipe Ramón y Rivera aseguran que la adoración de la Cruz comenzó con las ofrendas que los campesios depositaban en los hitos geográficos que los españoles colocaban en caminos para demarcar los antiguos cantones provinciales. Con el marcado significado que adquirió la cruz como instrumento de dominación, no era menos cierto que influía cierto espanto en los indígenas y hasta por miedo se le rindiese culto.

 

Hay quienes afirman que con la entrada de mayo aparece en el cielo con mayor nitidez la Cruz del Sur. Ésta es la más pequeña de las ochenta y ocho constelaciones (Wikipedia), la cual es usada por marineros para guiar su rumbo en medio de la noche. El influjo mágico de este fenómeno se refleja en los cantos que los decimistas dedican a la Cruz.

 

El velorio de Cruz se celebra durante todo mayo y junio, aunque es el 3 de mayo el día de La Santísima Cruz. Todo comienza con la preparación de la enramada donde se coloca el altar para montar la cruz, la cual ha permanecido durante un año en casa de los padrinos. Para el velorio se eligen nuevos padrinos, quienes recibirán la cruz de los anteriores. El altar se adorna con profusión de flores naturales y de papel crepé, se tachonan palmmas de coco y con ellas se realiza una especie de quiosco o tendilla, en el techo se coloca una sábana blanca, de cuyo centro guinda una paloma hecha de pan. El altar suele contener 7, 12 o 14 escalones, según sea la simbología adoptada. Siete: representan los días de la semana; doce, los meses del año y catorce, las estaciones del Vía Crucis.

 

La Cruz es llevada a su altar al son del canto de fulía, existen la fulía de subida y la de bajada de la Cruz. En la de subida se cantan versos pareados saludando y adorando las virtudes del sagrado símbolo: "Bendigo a la Santa Cruz/ saludo a quien la adornó/ saludo a quien la adornó/ quien a la Cruz esmaltó/ quien a la Cruz esmaltó con bellas conchas del mar/ con bellas conchas del mar/ dime quién pudo esmaltar/ dime quén pudo esmaltar/ toda la pasión entera/ toda la pasión entera/ del martillo y la escalera/ del martillo y la escalera/ los tres clavos y la tenaza/ los tres clavos y la tenaza/ y para canter con gracia/ y para cantar con gracia/ echen carato pa fuera." En ese momento se reparte el carato de mango pintón, como señal de que ya la parranda ha comenzado. Luego se inician los cantos de galerón, que se hace por ronda de cantadores, correspondiendo una estrofa por ronda a cada improvisador. El galerón es el canto por excelencia de los velorios de Cruz de Mayo. Consiste en el canto de décimas o espinelas, las cuales consisten de diez versos de ocho sílabas métricas, cuya rima obedece a la siguiente fórmula: abbaaccddc, es decir: el primer verso rima con el cuarto y quinto, el segundo con el tercero, el sexto rima con séptimo y décimo, y el octavo rima con el noveno. La rima debe ser consonante, lo cual quiere decir que deben ser iguales los sonidos consonánticos y vocálicos a partir de la última vocal acentuada en el verso. Los temas de las décimas se distribuyen del siguiente modo: primera estrofa para presentarse el cantador, luego una segunda estrofa sirve para  saludar a la Santísima Cruz, la tercera para dar gracias y saludar a los padrinos y dueños de la Cruz, luego prosiguen décimas de adoración al santo madero. Cuando se completa la primera ronda de cantadores, se pide permiso a la cruz para bailar joropo con estribillo. Cuando se reanuda el canto del galerón, ya avanzada la noche, comienzan a cantarse las décimas de picón. Estas décimas consisten en una serie de contrapunteos ofensivos entre los cantadores, lo cual constituye el mayor interés de los asistentes. Aunque se dicen cosas fuertes nunca llegan a enemistarse ni a pelear. Es más una especie de fanfarronería acordada mutuamente, en al que cada cantador alardea de sus dotes, tratando de minimizar o ridiculizar a los contendores del canto:

 

El Gavilán de Oriente al Gallo de Pantanillo:

 

"El gallo que aquí les canta,

tiene la pluma enchumbada

carga  las alas quebradas,

le flaquea la garganta,

con su cacareo espanta

a las pollas del lugar

aunque las quiera pisar

ya no rima pie con bola

porque menea la cola

con un toque singular.

 

El Gallo Replica al Gavilán:

 

Gavilán no has comprendido

que yo soy un pollo nuevo

anda a calentar los huevos

que abandonaste en el nido

todavía no ha nacido

quien me ofenda en el cantar

porque yo se replicar

con templanza y sin reparo

y no será un bicho raro

quien me venga a maltratar.

 

Es importante señalar, que en menor proporción se van intercalando cantos de jota, malagueña, puntos de velorios, tonos, sin dejar de ser el galerón el canto estructurante de la velada. La instrumentación musical para acompañar estos géneros musicales consta de cuatro, guitarra, mandolina y/o bandola,  maracas y cantores.

 

En cuanto a los tentenpié que se reparten para ayudar a aguantar la jornada, que culmina con el amanecer, figuran dulces criollos, caldo de gallina para los cantadores, bebidas espirituosas como el chinguirito, sigaparao, ponchecrema y ron añejo.

 

El carato de mango es la bebida por excelencia de la fiesta de Cruz de mayo. Se prepara con mangos pintones sancochados, a los que ses extrae luego la pulpa y se diluye en una proporción de agua que permita cierta espesura, se endulza y se sirve frío cuando la cantora de fulía rima el último verso pidiendo "echen carato pa¨fuera". Otra bebida de cierto carácter espirituoso es una especie de fermento preparado con las conchas de piña, se les deja curtir varios días antes del velorio, se endulza con papelón y se brinda bien fría. Debo aclarar, con estricta responsabilidad, que en ningún momento pretendo promover el consumo de bebidas alcohólicas, simplemente referencio en este artículo el modo como se alegra el hombre campesino cuando venera a la Cruz mayera. Hago esta disgresión por considerar que hoy en día es necesario concienciar al pueblo sobre la necesidad de disminuir los índices de consumo de bebidas alcohólicas. Más aún, cuando los velorios de Cruz se han convertido en una actividad lucrativa para muchos de sus organizadores.

 

Mención especial merecen los padrinos de la Cruz. Estos se encargan de arreglar el altar y de proveer la mayoría de los bocados y bebidas que se reparten en el velorio. Al bajar la cruz, es llevada en procesión a casa de los nuevos padrinos, quienes la albergarán en su casa hasta el próximo año. Por lo general los padrinos se componen de parejas que conviven bajo un mismo techo. Por lo tanto, la Cruz sirve hasta de vehículo para mantener la unión marital al menos durante ese año.

 

En cuanto al baile para subir y bajar la Cruz del altar, se realiza con el canto de fulía, ejecutado en compases de 4/4 con mandolina, cuatro y guitarra, aunque ya se le añade bajo eléctrico. Se juntan parejas equivalentes al número de escalones del altar, cada uno toma a la cruz de un brazo, las mujeres del lado derecho y los hombres del lado izquierdo, luego van subiendo a la Cruz de escalón en escalón, a cada pareja le corresponde un peldaño distinto, en el proceso de aposentar la cvruz en cada escalón se describe un movimiento de balanceo que forma la figura de una cruz: izquierda, derecha, adelante, atrás, centro.

 

 

 

 

Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios - Por JULIAN - Comunidad: JOROPO TRANCAO - Publicado en: INTERESANTE
Volver a la página principal
 
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados