Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

La plenitud de haber calado hacia tu mar mi navío
me dejas... inmenso mar donde la aurora es tu sonrisa,
salobridad de tentaciones en un beso profundo y desesperado,
eternidad de tiempo colmado de ansiedades terrenas
en plena mar de encrespado amor.

Dulzura es la palabra de tu boca oportuna,
caricia es la mirada cuando sueles amarme,
prosperidad de alma tus caricias en mi espalda,
temeridad en tus dedos con afán de palomas
que han hecho de mi cuerpo su tibio campanario.

Me dejas el sabor inigualable de tu aliento,
anhídrido excitante de carbónico fuego,
la savia de tu boca melíflua y complaciente,
el toque de un mordisco tímido y recurrente.

Me dejas el océano de tu recuerdo eterno,
adherido a mi sombra de cabal existencia,
me dejas la locura de quererte en mis horas
y de presentirte en cada espacio mustio,
en cada hora triste de este vil desvarío
que traduce el silencio en líricos destellos
y transforma mi goce en mítico desvelo.

Me dejas un carcaj de zahirientes saetas,
emponzoñadas lanzas de cupido inocente,
tierno aguijón y dulces palpitantes destellos
de tu mirada inquieta detrás de mi navío.

No habrá puerto sin mar,
ni barca sin su orilla
si no dejas remanso donde encallar mi quilla
al cobijo de tu alma después de la tormenta.

Tag(s) : #POESÍA

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: