Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Los voceros de la oposición venezolana, loca por el arrebato de pasión que el pueblo bolivariano ha demostrado ante la pérdida física de su líder supremo, Hugo Chávez Frías, no encuentra que estratagemas semánticos rodar con tal de causar desmotivación, desmoralización y desánimo en los millones de seguidores del proyecto revolucionario chavista. Recientemente Carlos Ocariz, director del comando de campaña de Henrique Capriles, descarga sus dardos discursivos  acusando a  millones de chavistas de enchufados en el gobierno. El término enchufado se emplea de manera peyorativa para señalar a una persona que llega a un alto cargo por influencias o favores. Dentro de esta gama de descalificativos pueden señalarse como sinónimos cuadrarse, encumbrarse, encamburarse, montarse, conectarse, entre otros. En la cuarta república, antes de 1998, era típico llegar al poder producto del clientelismo político que usaba el poder como una hacienda particular del partido de turno. Así, durante cuarenta años  se enchufaban adecos y copeyanos alternativamente, dejando al pueblo sin nisiquiera posibilidades de saborear las migajas del poder. Plomo, plan y gas lacrimógeno fue lo que mejor supieron darle a la gente de los cerros que protestaban por un poco de felicidad, su sueño, su delirio. Con la llegada de Hugo Chávez, ese portento humano, carismático, amoroso de su pueblo, y honesto a toda prueba se inaugura una época amplias expectativas para los profesionales que quisieron acompañar esa gran aventura de izar las banderas del socialismo y enchufarse con la revolución bolivariana.

Como producto de la estrategia de incorporar al ejército, pueblo en armas, a la función de gobernar para las mayorías, con la incorporación de sectores de diferentes estratos políticos, profesionales y con la reciente creación del Poder Popular, que le da al pueblo la opción de gobernarse en sus entornos vitales próximos, pudiéramos decir que los enchufados, encuadrados, alineados, amarrados y frenéticamente enamorados de la máxima suma de felicidades se cuantifican por miles, si consideramos las siguientes cifras que hablan de los logros de la gestión del Presidente Hugo Chávez, nuestro segundo Libertador:

 

  •   1.756.250 personas han sido alfabetizadas por la Misión Róbinsón
  •   789.436 han sido atendidas por la Misión Róbinson 2
  •   822.853 se han beneficiado de la Misión Rivas
  •   565.201 ha atendido la Misión Sucre y ha graduado a 212.352
  •   17 universidades politécnicas y 6 especializadas ha creado la Misión Alma Matter
  •   594.409.904 consultas ha realizado la Misión Barrio Adentro
  •   416.569 consultas ha efectuado la Misión Sonrisa
  •   3.162.606 intervenciones ha realizado la Misión milagros   4.939.422 personas se han beneficiado de la Misión Barrio Adentro Deportivo   4.000.000 de toneladas de alimentos ha distribuido la Misión Alimentación, para beneficiar a 17 millones de personas
  •   82.557 mujeres reciben aportes de la Misión Madres del Barrio, Hay 1219 proyectos socio productivos
  •   2637 personas han sido atendidas por la Misión Negra Hipólita
  •    252.176 indígenas han sido atendidos por la Misión Guaicaipuro
  •    6.258.797 han sido abordados por Niños del Barrio
  •    336.490 personas ha atendido la Misión José Gregorio Hernández
  •    323.692 familias están recibiendo apoyo de Hijos de Venezuela para beneficiar a 736.540 personas
  •    521.618 abuelos y abuelas reciben su pensión por la Gran Misión En Amor Mayor

Sin dudas, estas cifras reflejan un indiscutible cambio en la calidad de vidad de millones de venezolanos y venezolanas que hoy son un poco más felices que en los tiempos del neoliberalismo salvaje que impusieron gobiernos adecos y copeyanos, de los cuales son herederos líderes de la joven oposición vernácula, quienes para enchufarse en el poder han ideado planes macabros que contemplan:

 

  • Sabotajes eléctricos.
  • Mayor especulación y acaparamiento de alimentos.
  • Accidentes en los aeropuertos, y grandes tragedias como las de Amuay el año pasado.
  • Introducción de virus o plagas terribles.
  • Asesinato de dirigentes tanto de la oposición como de la Revolución.
  • Sabotaje al Metro de Caracas.
  • Pero PRINCIPALMENTE organizar alguna gran masacre de seguidores de Capriles en algún acto público, provocada por ellos mismos, que “obliguen” al candidato a no continuar en una campaña “evidentemente ventajista, sangrienta, dirigida por un oprobioso régimen dominado y supeditado al poder criminal de Fidel Castro y el terrorismo internacional”

El panorama luce cuesta arriba para la oposición venezolana. Aunque son de la idea de que esta vez sí conquistarán la tan ansiada presidencia debido a que ya no cuentan con el inderrotable Chávez, el máximo conector, el que con su gran versatilidad bailaba, cantaba, declamaba, contaba cuentos, fustigaba tenazmente al enemigo y gobernaba magistralmente. No crea la oposición caprilista que harán mella en el sentimiento de los y las chavistas con calificativos que en nada desmejoran la moral de la revolución. Aquí cada militante es un soldado de la Patria dispuesto y dispuesta a dar la vida por los logros de esta revolución bolivariana y chavista. Estaremos enchufados, conectados, unidos, amalgamados, aferrados, amarrados, machiembrados, embrochados, atornillados, con el pensamiento y el legado que nos dejó en su doctrina el Comandante Hugo Chávez. Los hombres pasan, las revoluciones quedan. Pero el pasar de Hugo nos dejó una hermosa senda de la cual no nos desenchufaremos. "Por ahora", como dijera nuestro Comandante Supremo, seguiremos amarraditos a esta revolución como dice la canción de María Dolores Pradera:

 

Vamos amarraditos los dos 
espumas y terciopelo, 
yo con un recrujir de almidón 
y tú serio y altanero. 

La gente nos mira 
con envidia por la calle, 
murmuran los vecinos, 
los amigos y el alcalde. 

 

Tag(s) : #INTERESANTE

Compartir este post

Repost 0