Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

titulo blog

 

De trascendencia melancólica, ejecución cadenciosa, canto dolorido y melodioso; así es el punto de navegante. Este ritmo constituye uno de los tantos que han quedado como ejemplo de la influencia andaluza e el repertorio musical del oriente venezolano, más específicamente de la regió insular. Generalmente se entona en acorde de tónica menor, para la entrada del canto, luego pasa al relativo mayor, modulando por la dominante de relativo. Si estás en Mi menor pasas a re séptima para caer en Sol mayor. La estructura armónica sería así: Tono menor-Dominante de relativo mayor-Tono relativo mayor (Bis)-7º de la V mayor-Dominante de relativo mayor-sub dominante de relativo mayor-Dominante del tono menor. Se repite el ciclo hasta ir cantando la décima del modo siguiente cuatro versos de entrada, cuatro versos centrales y  los dos versos restantes que se repiten para completar un ciclo de doce frases melódicas. A continuación se ejemplifica: (Em-D7--G-D7-G-A7-D7-C-C7-B7-EM)% INTERLUDE: Em-D-C-B7-Am-B7-EM.  % SIGNIFICA REPETICIÓN.

Este ritmo se emplea en los cantos de cruz de mayo y como canto de faena pesquera. Los marinos lo entonan mientras remiendan las redes o mientras reman en busca del cardumen. Sus temas son tristes, y la voz quejumbrosa, referidos casi siempre al desamor, a los dolores de la vida del pescador, contextualizado en el esplendor de la naturaleza y en la soledad de la inmensidad del profundo mar.

 

EL INFORTUNIO DEL MARINO

 

La Cruz semeja en el cielo

un faro para el marino

cuando sobre un torbellino

de espumas lanza el anzuelo,

tachonando su desvelo

la bruma nubla su mente

con el recuerdo candente

del amor que lo atormenta

 este sufrir se incrementa

sollozando tristemente.

 

Le pide a la Cruz bendita

con lágrimas en los ojos

calma para sus antojos

de aquella boca exquisita.

Este amor que le palpita

desde otras tierras llegó,

en su corazón ancló

destrozándole hasta el alma

ya no concilia la  calma

el rumbo se le extravió.

 

Sin brújula ni sextante

al garete anda e la mar

sin poderse liberar

del despecho delirante.

Esta pena lacerante

el recuerdo la acrecienta

y por más que se lamenta

olvidarla no consigue

por eso a la Cruz exige

que lo libre de su afrenta.

 

Ante el altar se arrodilla

implorando algún consuelo

con la mirada hacia el cielo

viendo las siete cabrillas

entonces se maravilla

con la noche constelada

viendo el rostro de su amada

lejano en el firmamento

siente en la brisa su aliento

cual caricia delicada.

  Luciene Sanabria - Punto del navegante .mp3  
 
 
Found at bee mp3 search engine
Tag(s) : #INTERESANTE

Compartir este post

Repost 0