Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Artículo 33.- El Distrito Federal y los Territorios Federales que tuvieren o llegaren a tener la base de población establecida en el Artículo 31, elegirán también sus Diputados, por votación directa y con las formalidades que determine la ley.

§ Único. No se computarán en la base de población los indígenas que vivan en estado salvaje.

Artículo 34.- Son atribuciones de la Cámara de Diputados:

1. Dar voto de censura a los Ministros del Despacho, y por este hecha quedarán vacantes sus puestos;

2. Elegir dentro de los primeros quince días de su instalación, en el primer año del período correspondiente, el Procurador general de la Nación y dos Suplentes en votaciones sucesivas y por mayoría absoluta. Estos empleados prestarán la promesa legal ante la Corte Federal y de Casación, para entrar en el ejercicio de sus funciones, que serán determinadas por la Ley; y,

3. Las demás que le señalen las leyes.

Sección Tercera. De la Cámara del Senado  

Artículo 35.- Para formar esta Cámara, la Asamblea Legislativa de cada Estada elegirá de fuera de su seno dos Senadores Principales, y dos Suplentes, para llenar las vacantes de aquéllos, por el orden de su elección.

§ Único. Los Senadores durarán en sus funciones seis años.

Artículo 36.- Para ser Senador se requiere:

1. Ser venezolano por nacimiento; y,

2. Haber cumplido treinta años.

Artículo 37.- Son atribuciones de la Cámara del Senado:

1. Acordar a venezolanos ilustres, veinticinco años después de su muerte, el honor de que sus restos sean depositados en el Panteón Nacional;

2. Dar o no su consentimiento a los empleados nacionales para admitir dádivas, cargos, honores y recompensas de Naciones extranjeras; y,

3. Las demás que le señalen las leyes.

Sección Cuarta. De las disposiciones comunes a ambas Cámaras

Artículo 38.- Las Cámaras Legislativas se reunirán cada dos años en la capital de la Unión el día 23 de mayo o el más inmediato posible, sin necesidad de ser previamente convocadas. Las sesiones durarán noventa días improrrogables.

Artículo 39.- Las Cámaras abrirán sus sesiones con las dos terceras partes de sus miembros, por lo menos, y a falta de este número, los concurrentes se reunirán en Comisión Preparatoria y dictarán las disposiciones que crean convenientes para la concurrencia de los ausentes.

Artículo 40.- Las sesiones, una vez abiertas, podrán continuarse con la asistencia de la mayoría absoluta de la totalidad de los miembros nombrados.

Artículo 41.- Las Cámaras funcionarán separadamente y se reunirán en Congreso cuando lo determinen la Constitución o las leyes, o cuando una de las dos Cámaras lo crea necesario. Si conviniere la invitada, toca a ésta fijar el día y la hora de la reunión.

Artículo 42.- Las sesiones serán públicas; pero podrán ser secretas cuando lo acuerde la Cámara.

Artículo 43.- Las Cámaras tienen el derecho:

1. De dictar su respectivo Reglamento Interior y de Debates y de acordar la corrección para los infractores;

2. De establecer la policía en el edificio donde celebre sus sesiones;

3. De corregir o castigar a los espectadores que falten al orden establecido;

4. De remover los obstáculos que se opongan al libre ejercicio de sus funciones;

5. De mandar ejecutar sus Resoluciones privativas; y,

6. De calificar a sus miembros y oír sus renuncias.

Artículo 44.- Las Cámaras funcionarán en una misma población, abrirán y cerrarán sus sesiones en un mismo día, y ninguna de las dos podrá suspenderlas ni mudar de residencia sin el consentimiento de la otra. En caso de divergencia, se reunirán en Congreso y se ejecutará lo que éste resuelva.

Artículo 45.- El ejercicio de cualquier función pública es incompatible, durante las sesiones, con la de Senador o Diputado. La ley designará los emolumentos que hayan de recibir por sus servicios los miembros del Congreso, emolumentos que no podrán ser aumentados sino para el período siguiente.

Artículo 46.- Los Senadores y Diputados desde treinta días antes del 23 de mayo hasta treinta días después de terminadas las sesiones, gozarán de inmunidad; y ésta consiste en la suspensión de todo procedimiento civil o criminal, cualquiera que sea su origen o naturaleza. Cuando alguno cometiere un hecho que merezca pena corporal, la averiguación continuará hasta el término del sumario, quedando en este estado mientras dure la inmunidad.

Artículo 47.- Las Cámaras no podrán, en caso alguno, allanar a ninguno de sus miembros para que se viole en él la inmunidad que se establece por el Artículo anterior. Los Magistrados, Autoridades o Corporaciones y sus Agentes, que priven de su libertad a un Senador o Diputado, durante el goce de su inmunidad, serán sometidos a juicio ante la autoridad judicial competente, pudiendo ser acusados por cualquier ciudadano con tal fin, y quedando por el mismo hecho destituidos de sus empleos, sin perjuicio de las penas que establece la ley para los infractores de la Constitución.

Artículo 48.- El Congreso será presidido por el Presidente del Senado, y el de la Cámara de Diputados hará de Vicepresidente.

Artículo 49.- Los miembros de las Cámaras no son responsables por el voto ni por las opiniones que emitan en ellas.

Artículo 50.- Los Senadores y Diputados no podrán celebrar con el Ejecutivo Nacional contratos propios ni ajenos, ni gestionar ante él reclamos de otro.

Artículo 51.- Cuando por muerte o por cualquiera otra causa que produzca vacante absoluta se hubieren agotado los Suplentes de un Estado en el Senado o reducido a menor número del que le corresponda, la Asamblea Legislativa respectiva llenará la vacante o vacantes que hayan ocurrido, por el tiempo que faltaba al sustituido o sustituidos. En cuanto a las faltas que ocurran en la Cámara de Diputados, las Constituciones de los Estados determinarán la manera de suplirlas.

Sección Quinta. De las atribuciones del Congreso

Artículo 52.- El Congreso de los Estados Unidos de Venezuela tiene las atribuciones siguientes:

1. Conocer de las renuncias del Presidente y Vicepresidentes de la República;

2. Examinar y aprobar o improbar la cuenta que deben presentarle los Ministros del Despacho de conformidad con el Artículo 86 de esta Constitución;

3. Dictar las leyes orgánicas y electorales del Distrito Federal y de los Territorios Federales. En el Distrito Federal la ley consagrará la autonomía del Municipio en lo económico y administrativo, y determinará cómo haya de ejercer sus atribuciones de conformidad con los preceptos de esta Constitución, de modo que no entrabe la libertad de acción política de los Altos Poderes Federales que en aquél residen. En los casos de guerra su primera autoridad civil y política asumirá la administración de los dos ramos mencionados;

4. Elevar a la categoría de Estados de la Unión a los Territorios Federales que lo soliciten, siempre que llenen las condiciones prescritas en el Artículo 4 de esta Constitución;

5. Decretar los impuestos nacionales;

6. Sancionar los Códigos Nacionales con arreglo a la base 16, Artículo 7 de esta Constitución y el Código de Instrucción Pública Federal, el de Hacienda, el Militar y el de Marina y las leyes conducentes a la organización de la Milicia Nacional;

7. Fijar el tipo, valor, ley, peso y acuñación de la moneda nacional, siendo el oro el patrón monetario, y resolver sobre la admisión y circulación de la extranjera;

8. Crear, suprimir y dotar los empleos nacionales;

9. Determinar todo lo relativo a la Deuda Nacional y sus intereses;

10. Decretar empréstitos sobre el Crédito de la Nación;

11. Decretar todo lo relativo a la Estadística y Censo Nacional, el que deberá hacerse cada diez años;

12. Aprobar o negar los Tratados y Convenios Diplomáticos, los que, sin el requisito de su aprobación, no serán válidos ni podrán ratificarse ni canjearse. La ley aprobatoria que dicte el Congreso no recibirá el «Ejecútese», sino cuando conste que el Tratado está aceptado por la otra parte. Los Tratados no se publicarán hasta después de haber sido ratificados y canjeados;

13. Aprobar o negar los Contratos de interés nacional que celebre el Ejecutivo Federal;

14. Sancionar el Presupuesto General de Rentas y Gastos Públicos;

15. Fijar y uniformar las pesas y medidas nacionales;

16. Dictar las leyes relativas al ejercicio de las atribuciones que esta Constitución concede al Poder Federal, y además, todas las de carácter general que sean necesarias.

17. Elegir el Cuerpo Electoral de que trata el Artículo 70 de esta Constitución; y,

18. Elegir la Corte Federal y de Casación de conformidad con los Artículos 91, 92 y 93 de esta Constitución.

Artículo 53.- Los actos que sancionen las Cámaras Legislativas de Venezuela, funcionando separadamente como Cuerpos colegisladores, se denominarán «Leyes», y los que sancionen, reunidas en Congreso, o separadas, para asuntos privativos de cada una, se llamarán «Acuerdos».

Sección Sexta. De la formación de las Leyes

Artículo 54.- La iniciativa de las leyes podrá tener lugar en cualquiera de las Cámaras y compete a sus respectivos miembros.

Artículo 55.- Luego que se haya presentado un proyecto, se leerá y considerará para ser admitido, y si lo fuere, se le darán tres discusiones con el intervalo de un día por lo menos, de una a otra, observándose las reglas establecidas para los debates.

Artículo 56.- Los proyectos aprobados en la Cámara en que fueron iniciados, se pasarán a la otra para los efectos del Artículo anterior, y si no fueren negados, se devolverán a la Cámara de su origen con las alteraciones hechas, caso de haberlas sufrido.

Artículo 57.- Si la Cámara del origen no admitiere las alteraciones, podrá insistir y enviar sus razones escritas a la otra. También podrá invitarla a reunirse en Congreso y resolverse en Comisión General para buscar la manera de acordarse; pero si esto no pudiere conseguirse, quedará sin efecto el proyecto, luego que la Cámara del origen resuelva separadamente la ratificación de su insistencia.

Artículo 58.- Al pasarse los proyectos de una a otra Cámara se expresarán los días en que hayan sido discutidos.

Artículo 59.- Los proyectos rechazados en las sesiones de un año no podrán ser presentados de nuevo, sino en las de otro.

Artículo 60.- Los proyectos que quedaren pendientes en una Cámara al fin de las sesiones, sufrirán en ella las mismas tres discusiones en las sesiones del año subsiguiente.

Artículo 61.- En las Leyes se usará esta fórmula: «EL CONGRESO DE LOS ESTADOS UNIDOS DE VENEZUELA, DECRETA:».

Artículo 62.- La ley que reforme otra se redactará íntegramente y se derogará la anterior en todas sus partes.

Artículo 63.- Las leyes se derogan con las mismas formalidades establecidas para su sanción.

Artículo 64.- Los actos legislativos, una vez sancionados, se comunicarán por duplicado al Presidente de la República y se publicarán en el Diario de Debates de la Cámara del Senado y estarán en observancia cumplidas que sean las formalidades establecidas en la atribución 1, Artículo 80, de esta Constitución. El Presidente de la República por órgano del Ministro que los refrende, devolverá uno de los dos ejemplares al Congreso, con el mandato de su cumplimiento.

§ Único. En la publicación que se hará en el Diario de Debates se expresará la fecha en que las Leyes o Decretos hayan sido presentados al Presidente de la República, a fin de que transcurridos los quince días a que se refiere la citada atribución 1, Artículo 80, tengan, de todas maneras, su fuerza y vigor.

Artículo 65.- La facultad de legislar que tiene el Congreso, no es delegable.

Artículo 66.- Ninguna disposición legislativa tendrá efecto retroactivo, excepto en materias de procedimiento judicial y la que imponga menor pena.

Artículo 67.- Cuando los Ministros del Despacho hayan sostenida en las Cámaras la inconstitucionalidad de un proyecto, y no obstante quedarse sancionado como ley, el Procurador general denunciará la colisión para que el punto sea resuelto conforme al Artículo 95.

Título VI. Del Poder Ejecutivo Federal

Sección Primera. De la Administración General de la Unión

Artículo 68.- Todo lo relativo a la Administración General de la Nación que no esté atribuido a otra autoridad por esta Constitución es de la competencia del Ejecutivo Federal, éste se ejerce por un Magistrado que se llamará Presidente de los Estados Unidos de Venezuela, en unión de los Ministros del Despacho, que son sus órganos. El Presidente será elegido en la forma que previene la Sección siguiente.

Artículo 69.- Las funciones del Ejecutivo Nacional no pueden ejercerse fuera del Distrito Federal sino en los casos previstos por esta Constitución.

Sección Segunda. De la elección del Presidente de los Estados Unidos de Venezuela

Artículo 70.- Habrá un Cuerpo Electoral, compuesto de catorce, miembros del Congreso Nacional, elegidos por éste en los primeros quince días de su reunión en el primer año de cada período constitucional, de manera que quede formado de un Representante, Senador o Diputado, por cada una de las Entidades Políticas y de un Diputado más por el Distrito Federal.

Artículo 71.- El siguiente día de haberse elegido por el Congreso el citado Cuerpo Electoral, procederá éste a su instalación constitucional con el número de los presentes, con tal que este número no baje de las dos terceras partes de la totalidad de los miembros elegidos para componer el Cuerpo, y designará de entre ellos el que deba dirigir sus labores.

Artículo 72.- Al instalarse el Cuerpo Electoral, señalará uno de los tres días siguientes para elegir de su seno, o de fuera de él, en sesión pública permanente, el Presidente de los Estados Unidos de Venezuela. Este señalamiento se publicará por la imprenta, y para que se practique la elección deben encontrarse presentes las dos terceras partes, por lo menos, de la totalidad de los miembros del Cuerpo Electoral, y se proclamará elegido al que obtenga la mayoría absoluta de votos sobre dicha totalidad. El Cuerpo Electoral declarará terminados sus trabajos, formulándose el acta respectiva que será suscrita por todos sus miembros, los cuales volverán de nuevo a ocupar sus puestos en las Cámaras respectivas.

§ Único. El Cuerpo Electoral, en la misma sesión en que elija Presidente de los Estados Unidos de Venezuela, elegirá también, con las formalidades prescritas para la elección de Presidente, y con las condiciones de éste, un primero y un segundo Vicepresidente, para suplir las faltas temporales o absolutas de aquél.

Sección Tercera. Del Presidente de los Estados Unidos de Venezuela Artículo

73.- El Presidente de los Estados Unidos de Venezuela deberá ser venezolano por nacimiento y mayor de treinta años, y prestará ante el Congreso la promesa legal, antes de entrar en el ejercicio de sus funciones.

§ Único. Los Vicepresidentes prestarán la promesa legal ante el Congreso, y en receso de éste, ante el Presidente de la República.

Artículo 74.- Las faltas temporales o absolutas del Presidente serán suplidas por un primero y un segundo Vicepresidente, según el orden de su elección.

En el caso de encargarse el segundo Vicepresidente por falta absoluta del Presidente y del primer Vicepresidente, o si ocurriere esta falta durante su encargo, convocará inmediatamente la Cámara del Senado para que elija la persona que deba sustituirlo.

Artículo 75.- Son atribuciones privativas del Presidente de los Estados Unidos de Venezuela:

1. Nombrar y remover los Ministros del Despacho;

2. Recibir y cumplimentar a los Ministros Públicos de otras Naciones;

3. Firmar las cartas oficiales dirigidas a los Soberanos o Primeros Magistrados de otros países;

4. Administrar el Distrito Federal, según la ley, y funcionar en él como primera Autoridad Civil y Política;

5. Administrar los Territorios Federales de conformidad con sus leyes orgánicas;

6. Dirigir la guerra y mandar el Ejército en persona, o nombrar quien haya de hacerlo; y,

7. Separarse transitoriamente de la Capital de la República, cuando lo exijan asuntos de interés público; pudiendo también separarse por algún tiempo del ejercicio del cargo, para lo cual llamará al que deba reemplazarlo con arreglo a esta Constitución; y al cesar la causa que produjo la separación, se reencargará, bastando al efecto que así lo comunique al que esté desempeñando la Primera Magistratura.

Artículo 76.- El Presidente de la Unión está en el deber de presentar al Congreso, por sí o por medio de uno de sus Ministros, dentro de los diez primeros días de las sesiones ordinarias, un Mensaje sintético en el que dé cuenta de sus actos administrativos y políticos, informe del estado de la República e indique las mejoras que convenga adoptar en la legislación vigente.

Artículo 77.- El Presidente de los Estados Unidos de Venezuela no podrá ser reelegido para el período inmediato.

Artículo 78.- La ley señalará el sueldo que haya de percibir el Presidente de la República o el que haga sus veces, sueldo que no podrá ser aumentado sino para el período constitucional siguiente.

Artículo 79.- El Presidente de la República, o el que haga sus veces, es responsable por traición a la Patria y por delitos comunes.

Sección Cuarta. De las atribuciones del Ejecutivo Federal

Artículo 80.- Son atribuciones del Ejecutivo Federal:

1 . Mandar ejecutar y cuidar de que se cumplan y ejecuten esta Constitución y las leyes y decretos del Congreso Nacional y hacerlos publicar en la Gaceta Oficial, dentro de los quince primeros días de haberlos recibido, salvo lo dispuesto en la atribución 12 del Artículo 52;

2. Expedir los decretos o reglamentos para la mejor ejecución de las leyes, siempre que la ley lo exija o establezca en su texto, cuidando de no alterar el espíritu y la razón de la ley;

3. Convocar extraordinariamente al Congreso cuando lo exija la gravedad de algún asunto;

4. Organizar el Ejército y la Milicia Nacional conforme a la ley;

5. Preservar a la Nación de todo ataque exterior;

6. Declarar la guerra;

7. Defender el Distrito Federal cuando haya serios temores de que pueda ser invadido por fuerzas extrañas;

8. Hacer uso en los casos de guerra extranjera o de conmoción interior o rebelión a mano armada contra las Instituciones, previa declaración de estar trastornado el orden público y hasta el restablecimiento de la paz, de las siguientes facultades:

A) Pedir a los Estados los auxilios necesarios para la defensa nacional o de las Instituciones;
B) Exigir anticipadamente las contribuciones;
C) Arrestar, confirmar o expulsar del Territorio de la República a los individuos, nacionales o extranjeros, que sean contrarios al restablecimiento de la paz;
D) Suspender los derechos cuyo ejercicio sea incompatible con la defensa del país o el restablecimiento del orden, excepto el de la inviolabilidad de la vida;
E) Señalar el lugar donde deba trasladarse transitoriamente el Poder General de la Unión, cuando haya graves motivos para ello;
F) Disponer el enjuiciamiento por traición a la Patria, de los venezolanos que de alguna manera sean hostiles a la defensa nacional; y,
G) Expedir patentes de corso y autorizar represalias;

9. Disponer de la fuerza pública, en el caso de ser ineficaz la interposición de sus buenos oficios, para poner término a la colisión armada entre dos o más Estados y exigirles que depongan las armas y sometan la decisión de sus controversias a lo dispuesto en la base 25, Artículo 7 de esta Constitución. También ejercerá esta atribución, caso de rebelión a mano armada en cual quiera de los Estados de la Unión, después de haber agotado los medios pacíficos y conciliatorios para restablecer la paz y orden públicos;

10. Ordenar al Procurador General de la Nación que pida la nulidad de todo acto que viole las Bases de la Unión, y promueva el juicio de responsabilidad correspondiente;

11. Conceder amnistías e indultos;

12. Negociar los empréstitos que decretare el Congreso, en entera conformidad con sus disposiciones;

13. Cuidar y vigilar la recaudación de las Rentas Nacionales;

14. Administrar los terrenos baldíos, minas, salinas y renta de tabaco y aguardiente, conforme a la ley;

15. Dirigir las negociaciones diplomáticas y celebrar toda especie de tratados con otras naciones, por medio de los Agentes Diplomáticos de la República, sometiendo dichos Tratados al Congreso Nacional, para los efectos de la atribución 12 del Artículo 52;

16. Celebrar los contratos de interés nacional con arreglo a las leyes;

17. Reglamentar el servicio de Correos, Telégrafos y Teléfonos Federales, pudiendo crear o suprimir estaciones u oficinas que reclamen urgentemente estas medidas, dando cuenta al Congreso en su próxima reunión;

18. Dictar las medidas necesarias para que se haga el Censo de las poblaciones de la República cada diez años;

19. Expedir patentes de navegación a los buques nacionales;

20. Expedir cartas de nacionalidad conforme a la ley;

21. Permitir o no la admisión de extranjeros al servicio de la República;

22. Prohibir, cuando lo estime conveniente, la entrada en territorio nacional, o expulsar de él, a los extranjeros que no tengan domicilio establecido en el país;

23. Prohibir e impedir la entrada al territorio de la República, de los extranjeros dedicados especialmente al servicio de cualquier culto o religión, cualquiera que sea el orden o jerarquía de que se hallen investidos;

24. Nombrar los empleados nacionales cuyo nombramiento no esté atribuido a otro funcionario;

25. Remover los empleados de su libre elección y mandarlos a suspender o enjuiciar, si hubiere motivo para ello; y,

26. Desempeñar las demás funciones que le atribuyan las leyes.

Sección Quinta. De los Ministros del Despacho

Artículo 81.- El Presidente de los Estados Unidos de Venezuela tendrá para su Despacho los Ministros que señale la ley. Ésta determinará sus funciones y deberes y organizará sus Secretarías.

Artículo 82.- Para poder ser Ministro del Despacho se requiere:

1. Ser venezolano por nacimiento; y,

2. Haber cumplido veinticinco años.

Artículo 83.- Los Ministros son los órganos legales, únicos y precisos del Presidente de los Estados Unidos de Venezuela. Todos los actos de éste serán refrendados por aquél o aquéllos de los Ministros a cuyos ramos correspondan dichos actos, y sin este requisito carecen de eficacia y no serán cumplidos ni ejecutados por las autoridades, empleados o particulares.

Artículo 84.- Todos los actos de los Ministros deben arreglarse a esta Constitución y a las leyes: su responsabilidad personal no se salva por la orden del Presidente, aunque la reciban escrita.

Artículo 85.- La responsabilidad de los actos del Presidente que deban resolverse en Consejo de Ministros corresponde a los que los refrenden.

Artículo 86.- Los Ministros darán cuenta a las Cámaras, cada dos años, dentro de los diez primeros días de sus sesiones ordinarias, en Memorias razonadas y documentadas, de lo que hubieren hecho o pretendieren hacer en sus respectivos ramos. También darán los informes escritos o verbales que se les pidan, y presentarán igualmente, dentro de los primeros diez días del segundo mes de las sesiones de las Cámaras, el Presupuesto General de Rentas y Gastos, y la cuenta general de los dos años anteriores.

Artículo 87.- Los Ministros tienen derecho de palabra en las Cámaras, y están obligados a concurrir a ellas cuando sean llamados a informar.

Artículo 88.- Los Ministros son responsables:

1. Por traición a la Patria;

2. Por infracción de la Constitución y de las leyes;

3. Por hacer mayores gastos que los presupuestos;

4. Por soborno o cohecho en el despacho de los negocios a su cargo o en nombramientos de empleados públicos;

5. Por malversación de los fondos públicos; y,

6. Por delitos comunes.

Título VII

Sección Primera. Del Poder Judicial

 

Artículo 89.- El Poder Judicial de la República reside en la Corte Federal y de Casación y en los demás Tribunales y juzgados que establezcan las leyes.

 

Artículo 90.- Los empleados del Poder Judicial son responsables, en los casos que determine la ley:

1. Por traición a la Patria;

2. Por soborno o cohecho en el desempeño de sus funciones;

3. Por infracción de la Constitución y de las leyes; y,

4. Por delitos comunes.

Sección Segunda. De la Corte Federal y de Casación

Artículo 91.- La Corte Federal y de Casación es el Tribunal Supremo de la Federación y de los Estados, y se compondrá de siete Vocales que elegirá el Congreso, dentro de los primeros treinta días de su reunión en el primer año, de cada período constitucional.

§ Único. Los Vocales de la Corte Federal y de Casación deberán ser venezolanos por nacimiento, mayores de treinta años y abogados de la República.

Artículo 92.- Para el nombramiento de la Corte Federal y de Casación se agruparán las representaciones, en el Congreso, de los Estados y del Distrito Federal, en la forma que sigue, y presentará cada agrupación dos candidatos para que, de entre ellos, elija el Congreso el miembro de la Corte Federal y de Casación que haya de representar en ésta cada agrupación.

Primera agrupación: Estado Miranda y Distrito Federal;

Segunda Agrupación: Estados Aragua y Guárico;

Tercera agrupación: Estados Carabobo y Zamora;

Cuarta agrupación: Estados Lara y Falcón;

Quinta agrupación: Estados Táchira y Trujillo;

Sexta agrupación: Estados Mérida y Zulia;

Séptima agrupación: Estados Bermúdez y Bolívar.

Artículo 93.- La Corte Federal y de Casación será elegida por el Congreso por votación secreta y en sesión permanente.

§ Único. Los siete candidatos designados por las agrupaciones, que no resultaren elegidos Vocales de la Corte Federal y de Casación, quedarán de hecho como suplentes de los respectivos Vocales.

Artículo 94.- Los miembros de la Corte Federal y de Casación durarán seis años, pudiendo ser reelegidos, y las faltas absolutas de Principales y Suplentes se llenarán por el Congreso, y, en receso de éste, por el Presidente de la República, y a este efecto la Corte hará las participaciones del caso.

Artículo 95.- Son atribuciones de la Corte Federal y de Casación:

1. Conocer de las acusaciones contra el Presidente de la República o el que haga sus veces, contra los Ministros del Despacho, Procurador general de la Nación, Gobernador del Distrito Federal y contra sus propios miembros, en los casos en que dichos funcionarios son responsables según esta Constitución;

2. Conocer de las causas criminales o de responsabilidad que se formen a los Presidentes de los Estados y a otros Altos Funcionarios de los mismos que las leyes de éstos determinen; aplicando en materia de responsabilidad las leyes de los propios Estados, y en caso de falta de ellas, las generales de la Nación;

En los dos casos anteriores la Corte declarará si hay o no lugar a formación de causa; si declarare lo primero, quedará de hecho en suspenso el funcionario acusado; si lo segundo, cesará todo procedimiento. Cuando el delito fuese común, pasará el asunto a los Tribunales ordinarios, y cuando fuere de naturaleza política continuará conociendo la Corte hasta sentencia definitiva;

3. Conocer de las causas civiles o criminales que se formen a los empleados diplomáticos en los casos permitidos por el Derecho Público de las Naciones;

4. Conocer de las causas de responsabilidad que por mal desempeño de sus funciones se formen a los Agentes Diplomáticos de la República acredita dos cerca de otros países;

5. Conocer de los juicios civiles cuando sea demandada la Nación y lo determine la ley;

6. Conocer del recurso de casación en la forma y términos que establezca la ley;

7. Conocer de las causas de presas;

8. Dirimir, salvo las excepciones establecidas en los Artículos 3 y 126 de esta Constitución, las controversias que se susciten entre los funcionarios del orden político de diferentes Estados, entre los de uno o más Estados y los de la Unión o del Distrito Federal, entre los de la Unión entre sí o con los del Distrito Federal y entre Tribunales y Funcionarios Nacionales en materia del resorte de la Corte;

9. Dirimir las competencias que se susciten entre los empleados o funcionarios del orden judicial de distintos Estados y entre los de éstos con los Nacionales o del Distrito Federal, y entre los de un mismo Estado o del Distrito Federal, siempre que no exista en ellos autoridad llamada a dirimirlas;

10. Declarar la nulidad de las leyes nacionales, o de los Estados, cuando colindan con la Constitución de la República;

11. Declarar cuál sea la ley vigente cuando se hallen en colisión las nacionales entre sí o éstas con las de los Estados;

12. Declarar la nulidad de todos los actos de las Cámaras Legislativas o del Ejecutivo Federal, que violen los derechos garantizados a los Estados o que ataquen su autonomía;

13. Declarar la nulidad de todos los actos a que se refieren los Artículos 24 y 25 de esta Constitución, siempre que emanen de autoridad nacional o del Distrito Federal o de Altos Funcionarios de los Estados;

14. Conocer de las controversias que resulten de los contratos o negociaciones que celebrare el Presidente de la República;

15. Declarar, salvo lo que dispongan Tratados Públicos, la fuerza ejecutoria de las sentencias de las autoridades extranjeras, con sujeción a las condiciones que establezca la ley; y,

16. Las demás atribuciones que le señalen esta Constitución y las leyes.

Artículo 96.- La Corte Federal y de Casación dará cada dos años, al Congreso Nacional, cuenta de sus trabajos, y al propio tiempo le informará de los inconvenientes que, a su juicio, se opongan a la uniformidad de la Legislación Civil, Criminal y Mercantil.

Artículo 97.- Los Vocales de la Corte Federal y de Casación que hayan entrado a ejercer sus funciones, mientras ejerzan éstas, no podrán admitir empleo alguno dependiente del Ejecutivo Federal.

Artículo 98.- La ley señalará los sueldos que hayan de devengar los Vocales de la Corte Federal y de Casación.

Sección Tercera. Del Procurador general de la Nación

Artículo 99.- El Ministerio Público corre a cargo del Procurador general de la Nación, conforme lo determine la ley.

Artículo 100.- Para ser Procurador se requiere ser venezolano por nacimiento, mayor de treinta años y abogado de la República.

Artículo 101.- El Procurador general durará en sus funciones dos años, pudiendo ser reelegido, y sus faltas absolutas o temporales se llenarán por dos suplentes en el orden de su elección.

Artículo 102.- Son funciones del Procurador general:

1. Promover la ejecución de las leyes y de las disposiciones administrativas;

2. Evacuar todos los informes jurídicos que le exijan el Ejecutivo Federal y la Corte Federal y de Casación;

3. Cuidar de que todos los empleados federales llenen cumplidamente su deber;

4. Instaurar acusación, a excitación del Presidente de la República, ante la autoridad competente, de los funcionarios federales por mal desempeño en el ejercicio de sus atribuciones oficiales, exigiéndoles la responsabilidad consiguiente;

5. Ejercer el Ministerio Fiscal en los juicios a que se refieren las atribuciones 1, 2, 4 y 5 de la Corte Federal y de Casación;

6. Dar cuenta al Presidente de la República de sus gestiones en el desempeño de las funciones 1, 3 y 4 que le atribuye este mismo Artículo;

7. Promover y sostener los juicios en que esté interesada la Nación y defender los derechos de ésta en las acciones o reclamos que contra ella se intenten, debiendo, en uno y otro caso, cumplir las instrucciones que el Ejecutivo Federal le comunique; y,

8. Cumplir los demás deberes que esta Constitución y la ley le señalen.

Tag(s) : #HISTORIA

Compartir este post

Repost 0